Contexto: sostenibilidad y control de emisiones, cuestiones clave de la recuperación energética de residuos

El aprovechamiento energético de los residuos, una fuente de energía verde

La incineración de residuos urbanos con valorización energética (también conocida como aprovechamiento energético de los residuos) permite una reducción significativa del peso y el volumen de los residuos, al tiempo que disminuye las emisiones de gases de efecto invernadero y se ahorran recursos naturales al limitar el uso de combustibles fósiles.

Un control estricto de las emisiones

Dicho esto, lo cierto es que la incineración de residuos genera unas emisiones considerables de contaminantes. Las emisiones de las plantas de aprovechamiento energético de residuos, sobre todo debido a que suelen encontrarse en entornos urbanos, están sujetas a controles estrictos y deben cumplir unos valores límite muy restrictivos.

 

Recuperación energética de residuos: las normas más estrictas de toda la industria

Gases, metales pesados y contaminantes orgánicos

Los gases efluentes brutos que emanan de las plantas de recuperación energética de residuos contienen contaminantes como el ácido clorhídrico, el óxido de azufre, el óxido de nitrógeno, metales pesados y microcontaminantes orgánicos. Los Valores Límites de Emisión (VLE) impuestos por las legislaciones locales a la incineración son los más estrictos de todos los sectores industriales.

Por ejemplo, en Europa, las instalaciones de incineración de residuos urbanos con valorización energética deben cumplir la Directiva europea 2010/75/UE, cuyo objetivo es reducir las emisiones industriales nocivas en toda la UE, en especial mediante la aplicación de las Mejores Técnicas Disponibles (MTD).

 

¿Cómo aborda SOLVAir® el tratamiento de los gases efluentes generados por la incineración de residuos?

Control total de las emisiones con SOLVAir®

SOLVAir for Domestic Waste-Waste to Energy plant/ Energy from Waste

El proceso con bicarbonato sódico SOLVAir® permite que los operadores de generación de energía a partir de los residuos controlen fácilmente sus emisiones de contaminantes ácidos para alcanzar unos niveles de emisión que pueden ser incluso menores que los VLE. Y todo ello con unas inversiones mínimas en cuanto a equipos y reduciendo considerablemente las cantidades de producto reactivo.

Un proceso en seco con unas cantidades limitadas de sorbente

El proceso con bicarbonato sódico SOLVAir® consiste en una inyección de sorbente a base de sodio seco en los gases efluentes de la incineración que hay que limpiar. Esto permite cumplir fácilmente los límites de emisión y además minimiza la cantidad necesaria de reactivos, lo que a su vez mejora la recuperación de energía y limita la cantidad de residuos producidos, reduciendo los costes logísticos asociados con el proceso.

Gases convertidos en sales

El sorbente a base de sodio reacciona directamente con los ácidos presentes en los gases efluentes, como el HCl, el SOx y el HF, transformándolos en sales sólidas, que luego se recogen con un filtro. Además, se puede inyectar un adsorbente específico junto con el sorbente para controlar mejor las emisiones de microcontaminantes orgánicos y metales pesados generados por la incineración de los residuos.

Especialmente eficaz en la incineración de lodos

Nuestra solución es muy eficiente con la incineración de lodos en las instalaciones de depuración de aguas residuales, un segmento particular del sector de recuperación energética de residuos. Esto se debe a la gran eficiencia del bicarbonato respecto a las grandes concentraciones de SOx, a su aplicación óptima con temperaturas de tratamiento de gases efluentes de alrededor de 200 °C, típicas de las plantas de incineración de lodos, y a la posibilidad de optimizar fácilmente la recuperación de energía.

Cifras clave: SOLVAir® y la recuperación energética de residuos

SOLVAir for waste to energy-energy from waste
  • Las instalaciones de recuperación energética de residuos reducen el volumen de los residuos en más del 90 % y su peso en un 70 %.
  • El peso del producto residual es de media un 30 % menor que el peso del sorbente a base de sodio inyectado.
  • Impacto sobre los costes: se consigue una reducción de hasta el 50 % (gastos operativos).

 

¿Por qué elegir SOLVAir® en lugar de otra solución?

Reactividad casi instantánea

Existen muchos tipos distintos de contaminantes en nuestro residuo que pueden causar picos repentinos en las emisiones, lo que hace que el tratamiento de los gases efluentes sea algo realmente complejo. La ventaja de la solución a base de bicarbonato SOLVAir® es que reacciona con los contaminantes presentes en los gases efluentes de un modo realmente rápido.

En caso de que se produzca un pico, los operadores de recuperación energética solo tienen que inyectar mayores cantidades de adsorbente en el gas bruto y, en menos de un segundo, la reacción captura los contaminantes. Con las soluciones de la competencia, el producto tiene que inyectarse por adelantado, lo que genera un mayor consumo de adsorbente y mayores cantidades de residuos que procesar.

Una buena reactividad independientemente de la temperatura y la humedad

El bicarbonato de sodio tiene la ventaja de que es muy reactivo con una gran variedad de porcentajes de humedad y temperaturas. Gracias a estas propiedades, nuestro proceso con bicarbonato evita tanto la inyección de agua para el enfriamiento como el recalentamiento de los gases efluentes antes de un dispositivo catalítico DeNOx (RCS). ¡Funciona en todos los contextos!

Una solución discreta que mejora la aceptación

Las instalaciones de recuperación energética de residuos suelen estar situadas en áreas urbanas, por lo que los operadores tienden a buscar soluciones de tratamiento de los gases efluentes que sean lo más discretas posible. Las soluciones de SOLVAir® no necesitan mucho espacio físico y además permiten reducir la columna de humo visible. Gracias a ello, las soluciones de SOLVAir® contribuyen a la aceptación social global de las incineradoras de residuos urbanos con valorización energética.

La energía que se ahorra es energía que está disponible

Por otro lado, gracias a la energía que se ahorra, que ya no es necesaria para el recalentamiento del gas efluente, y a la optimización de la recuperación del calor, la producción de energía comercializable es mayor que con otros procesos. La energía recuperada también puede utilizarse para producir electricidad y/o vapor destinados a las redes de calefacción urbanas o los centros industriales. En ambos casos, la solución de SOLVAir® puede contribuir considerablemente a la sostenibilidad económica a largo plazo de las instalaciones de recuperación energética de residuos.