Un sector con emisiones muy sulfuradas

Las refinerías de crudo incineran materiales peligrosos, lo cual produce emisiones con alto contenido en azufre.

Complementar los procesos de desulfuración instalados

Las refinerías utilizan el proceso Claus para desulfurizar el crudo durante el proceso de refinado, pero, a pesar de ello, generan gases efluentes residuales que contienen óxidos de azufre (SOx) que deben reducirse para cumplir con las legislaciones locales.

En la UE, el Documento de referencia sobre las mejores técnicas disponibles para las refinerías de petróleo y gas está vigente desde finales de 2018.

 

Lo que nuestra solución puede hacer por las refinerías de petróleo

Las refinerías de petróleo son instalaciones muy complejas y la solución de bicarbonato  SOLVAir® puede aplicarse en distintas partes de la planta: en los gases de cola del proceso Claus, en la incineración de gases de escape o lodo de crudo y en otras unidades que emitan gases ácidos. En todos estos casos, la solución de SOLVAir® elimina eficazmente los óxidos de azufre y otras emisiones ácidas inyectando bicarbonato sódico en los gases efluentes.

Un sorbente no peligroso y fácil de usar

Además de ser adaptables y eficientes, nuestras soluciones basadas en el bicarbonato sódico no son peligrosas y son fáciles de usar en un sistema de inyección en seco antes de un filtro de mangas.

 

Beneficios principales para el sector de las refinerías de crudo

Gracias al uso de las soluciones de bicarbonato SOLVAir® en diferentes partes de sus instalaciones, las refinerías de petróleo pueden lograr fácilmente importantes reducciones de emisiones de gases ácidos sin tener que realizar grandes inversiones.

Simplificación de la logística y el funcionamiento

Nuestras soluciones no generan ningún efluente que tenga que ser tratado y su manipulación y almacenamiento son más sencillos gracias al hecho de que no se trata de un material peligroso. Todo esto reduce los costes logísticos y operativos.

La manera más rentable de eliminar el SOx residual

Las refinerías de petróleo recuperan más del 95 % del azufre presente en el crudo. En la mayoría de los casos en los que quedan cantidades residuales de azufre en las emisiones que es necesario eliminar, el tratamiento de los gases efluentes con la solución SOLVAir® resulta más barato que la instalación adicional de recuperación del azufre.